Cementerios Privados

En la vida debemos tomar decisiones prácticamente a diario en casi cualquier ámbito, siendo algunas de ellas  influyen directamente sobre el futuro cercano mientas que otras son mucho más a largo plazo. Muchas de ellas son decisiones simples y sin demasiados rodeos, mientras que otras son decisiones muy importantes que se tienen que tomar con todos los argumentos necesarios para poder estar los más seguros que podamos de que estamos en el camino correcto.

Si de decisiones estamos hablando, una de las últimas que tendríamos que tomar es la de donde queremos o donde nuestros familiares quieren que podamos descansar para toda la eternidad en el momento que dejemos de formar parte del mundo de los seres vivos. Ésta es una decisión muy trascendental, además de para el difunto, para todo su entorno.

Hay que considerar las tradiciones familiares, los deseos personales en caso de conocerse, los costos asociados y por sobre todas las cosas, la forma en la que quieren que se nos recuerde y como a nuestros allegados les gustaría recordarnos. Todos los cementerios privados en general se encuentran en ambientes en los cuales predominan los espacios verdes desarrollados en parques y en jardines, la naturaleza, la propiedad privada, la armonía, un servicio de primer nivel, atención personalizada para los familiares y amigos, son algunos de los servicios que ofrecen.

Las parcelas podrán adquirirse como bien perpetuo y sus capacidades dependerán de cuál es la institución que los ofrece, aunque es muy común que todas tengan la misma dentro de un mismo cementerio, ya que los cementerios privados tienen políticas que hacen que el ambiente en el que se desarrolle sea lo más democrático posible a diferencia de los municipales en donde si existen diferencias entre una parcela y otra. Al contratar un servicio de éste tipo, algunas de las preguntas más frecuentes que se generan por ejemplo es el significado de perpetuidad. Esto hace referencia al uso funerario para el titular de la parcela y sus sucesores. Si el titular fallece, el derecho a su uso se traslada mediante la sucesión a sus familiares como se hace con cualquier otro tipo de bien material.

Para acreditar la sucesión se debe hacer el trámite regularizándolo por el Titulo de Cesión de Derechos Funerarios a Perpetuidad de manera tal de poder disponer del bien. Los cementerios privados (ver aqui) entonces resultan ser una opción más que interesante como alternativa a los municipales, en general se encuentran en lugares en las afueras de la ciudad, pero cercanos a la ruta, con lo cual la locomoción desde y hacia ellos es muy buena. Esto se hace con la finalidad de lograr ese clima placentero y natural.

Escribe un comentario