Torta de auyama hecha en casa

La torta de auyama o de calabaza es un postre de inigualable sabor, el cual combinado con una cobertura de queso, o algún frosting para tortas, transforma el postre en uno perfecto para conquistar hasta los paladares más exigentes.

1

Ingredientes:

1 kilogramo y medio de auyama

½ kilo de harina leudante

2 tazas de azúcar granulada

3 huevos

5 cucharadas de margarina o mantequilla

1 taza de leche

1 cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación:

  1. El primer paso para preparar una torta de auyama o cualquier torta es precalentar el horno a 170º, y enmantequillar y enharinar el monde que vamos a utilizar.
  2. Luego, en un recipiente resistente al calor, colocamos la auyama completa con un poco de agua en el fondo, y la horneamos hasta que este suave y tierna. Una vez obtenida la consistencia deseada, la retiramos del horno y le quitamos la piel.
  3. Tomamos la auyama y la trituramos de forma suave con un tenedor, y agregamos las 2 cucharadas de margarina o mantequilla.
  4. Con el resto de la mantequilla vamos a colocarla en un bol para batirla con el azúcar hasta que formen una consistencia bien disuelta y color blanquecina.
  5. A esta mezcla agregamos los huevos, uno por uno, batiéndolos hasta que se vaya formando una mezcla homogénea. Al terminar este proceso agregamos la esencia de vainilla.
  6. La harina la iremos añadiendo de forma alterna con la leche, iremos mezclando todo con una cuchara de paleta en vez de la batidora. Siempre d forma suave hasta lograr que todos los ingredientes se incorporen.
  7. Cuando esté lista agregaremos el puré de auyama que preparamos antes, y lo continuamos mezclando de forma manual con movimientos envolventes.
  8. Verteremos la mezcla en un molde y lo horneamos a 325º por 1 hora o hasta pinchar con un pitillo en el centro de nuestra torta de auyama y el mismo salga limpio.

La auyama en vez de hornearla también podemos prepararla al vapor antes de hacer la torta.

Es muy común también agregar pasas a la mezcla, las pasitas las debemos dejar en remojo, en agua o ron, para que se inflen y queden húmedas, con lo que se sentirá más su sabor en la torta. Una vez que estén infladas, se le escurre el agua, se pasan por harina y se agrega una cantidad al gusto a la torta, justo cuando la mezcla esta lista a puto de ir al horno.

Para ver más recetas has click aquí

Escribe un comentario