Cementerios municipales y privados

Uruguay es un país en el que los cementerios municipales y privados ofrecen un buen servicio con características que se diferencian bastante entre sí pero que de todas formas se complementan uno al otro, permitiendo de ésta manera que se puedan contemplar prácticamente las necesidades de todos los ciudadanos cuando les llega el momento de tomar la decisión en donde será el lugar en el que pasarán el resto de la eternidad.

Todo esto por supuesto se hace en conjunto con las necesidades y posibilidades del difunto, de sus familiares y de sus seres más cercanos, por lo que el optar por uno u otro cementerio depende de muchos factores, con lo que aunque sea muy difícil aceptar que en algún momento a todos nos llega la hora, conviene tomarse un tiempo para poder decidir con antelación cual será la opción que mejor convenga. Durante los últimos tiempos hubo un aumento a nivel general de las tasas de mortalidad y por ende la demanda de panteones.

Debido a que las capacidades de los cementerios municipales se encuentran colmadas, esto provocó que se restablecieran las estructuras de los cementerios privados logrando establecer todo un plan de servicios que antes no existía, mejorando sus ofertas y el servicio brindando, ofreciendo planes flexibles que hacen que se haya expandido el abanico de personas que tengan la posibilidad de acceder a un servicio como éste, el cual hace no mucho tiempo estaba dirigido solamente hacia quienes contaban con un alto poder adquisitivo. A grandes rasgos existen características bien diferenciadas que permiten separar un cementerio municipal de uno privado.

Como el tópico de éste post son los cementerios privados en Uruguay (ver aqui), los describiremos más a fondo. En general se encuentran desarrollados en un predio en el cual predominan los espacios verdes, conformados por jardines o parques que han sido creados en forma natural o artificial, adornados con todo tipo de árboles, plantas y flores de diferentes especies y paisajes con suaves ondulaciones, lagos y todo un ambiente de paz y tranquilidad que se mimetiza por completo con las parcelas y las construcciones que presentan estos cementerios. Otra de las diferencias más notorias con los cementerios municipales es que se busca que exista una especie de ambiente democrático en donde no hayan diferencias entre una parcela y otra a pesar de que si las haya entre quienes descansan en ellas.

En los cementerios municipales se pueden ver grandes ofrendas como estatuas, criptas, panteones, monumentos y de todo un poco según quien sea la persona, la familia o el grupo que allí se encuentre enterrado. Ello no ocurre en los privados ya que solamente se permite poner junto a la tumba una escritura y un arreglo floral justamente para que todo se mantenga armonioso y comunitario.

Escribe un comentario