MALTA, TRES JOYAS ESCONDIDAS DE LA ISLA

 

la isla misteriosa de malta

la isla misteriosa de malta

En Malta, los mejores chapuzones requieren cierto esfiuerzo. Aquí van tres joyas de la isla frecuentadas solo por malteses.

 

PARA AVENTUREROS – WIED IZ-ZURRIEQ

En el sur de la isla, los acantilados rodean esta ensenada. Es un lugar muy popular entre los submarinistas, pero también perfecto para nadar. Sólo tienes que bajar unas empinadas escaleras flanqueadas por excelentes restaurantes. Las aguas son de las más profundas de Malta y los más intrépidos pueden nadar los 20 metros que hay hasta la otra orilla y volver. También puedes alquilar un bote y visitar la Gruta Azul y el brillo azulado de sus aguas.

 

PARA RELAJARSE – IL-FEKRUNA

Tras dejar la bahía de San Pablo a tu espalda por la carretera costera que va a la bahía Mistra, la calzada se hace cada vez más empinada. Antes de girar a la izquierda, encontrarás un pequeño camino de tierra. Detrás de un hotel abandonado y rodeadas de escarpados acantilados, están las aguas profundas y cristalinas de il-Fekruna. Los más valientes pueden saltar los 8 metros que hay desde lo alto de los peldaños que descienden hasta la orilla. Aquellos que se sientan como pez en el agua pueden nadar hasta el otro lado de la bahía y secarse al sol mientras disfrutan del paisaje.

 

PARA BUCEAR – DELIMARA

Un poco más difícil de alcanzar. En Marsaxlokk toma la carretera que se dirige al este. Dejarás una gran central eléctrica a tu derecha. Cuando te encuentres con un cruce, sigue todo recto y después de un rato llegarás a un aparcamiento lleno de polvo. Estaciona allí y camina hacia el mar siguiendo el sendero de arriba. Tendrás que ayudarte de piernas y manos para descender del sendero a un primer nivel de rocas y después bajar unas escaleras para llegar al siguiente. Desde el saliente puedes saltar al agua azul cristalina o, si prefieres meterte poco a poco, puedes hacerlo en un borde más bajo.

Escribe un comentario